jueves, 1 de marzo de 2012

EL MUNDO DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XX

Traducir a su idioma

___________________________________________________________________________________________________
Tomado de: 

Nota: Este documento es utilizado, exclusivamente, como texto escolar de consulta. El objetivo es facilitar el acceso a la información y garantizar los procesos de aprendizaje.



 EL MUNDO DURANTE LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XX


Introducción

Durante los primeros años del siglo XX, las potencias imperialistas europeas  entraron en una competencia  por  la  supremacía  económica  y  militar que derivó  en  una guerra con alcance Mundial.  Como resultado, Europa inició  un  proceso  de  decadencia,  Estados Unidos se convirtió en la primera potencia industrial del mundo, en Rusia triunfó la revolución socialista y Japón experimentó un avance industrial que afectó los intereses coloniales de europeos y estadounidenses.

Los efectos de la crisis del capitalismo en los años de la Gran Depresión, el auge de los nacionalismos y el fantasma del comunismo facilitaron el ascenso de gobiernos totalitarios en Europa y Asia, los cuales remplazaron la democracia liberal y encendieron, una vez más, las llamas de la guerra que consumió al mundo entre 1939 y 1945.

La Primera Guerra Mundial

Las tensiones generadas por la carrera imperialista entre las potencias europeas terminaron por hundir a los contendientes en una larga guerra que dejó sus economías agotadas y más de 9 millones de muertos.

Europa comienzos del siglo XX

Desde finales del siglo XIX, las potencias industriales europeas se encontraban consolidando su supremacía política y económica sobre el resto del mundo. Gracias a la superioridad militar y al control político y administrativo que ejercían en África y gran parte de Asia y Oceanía, Gran Bretaña, Francia, Alemania y, en menor medida, Italia aseguraron diversos mercados para sus manufacturas, al tiempo que obtenían materias primas para sus industrias. Por su parte, el imperio otomano, el ruso y el austro-húngaro, con un menor desarrollo industrial, experimentaron algunos problemas y desórdenes internos. Fuera de Europa, solo los Estados Unidos y Japón aparecían como nuevas potencias capaces de competir con los europeos.

Este panorama de estabilidad política y económica acompañado de avances científicos e innovaciones tecnológicas como el automóvil, el  avión, el teléfono, el fonógrafo y el cinematógrafo, aumentó la confianza y el sentimiento de superioridad europeo. Por ello, Francia organizó la Exposición Universal de 1900, para que todas las naciones presentaran sus avances en las artes, las ciencias, la industria y la agricultura. Años después, los europeos recordarían con nostalgia esta etapa a la que llamaron la Belle Époque o Época Bella. 

La paz armada


El avance industrial europeo llevó a una creciente rivalidad entre las potencias imperialistas, especialmente porque el auge de Alemania despertó recelos en Gran Bretaña y Francia. Las potencias iniciaron una carrera armamentista: desarrollaron armas como acorazados y submarinos; implantaron el servicio militar para aumentar los ejércitos y fomentaron, a través de la prensa, el sentimiento patriótico en cada nación.

Igualmente, las potencias formaron dos bloques militares opuestos. El primero, la Triple Alianza, conformado por Alemania, Austria-Hungría Italia, fue  impulsado por los intereses alemanes en los Balcanes  y en el Imperio otomano, con apoyo austro-húngaro,  que a su vez rivalizaba con Rusia por el predominio en Europa oriental. El segundo bloque, la Triple Entente,  formado por Gran BretañaFrancia y Rusia, se concretó en 1907 para prestarse ayuda mutua en caso de  ser atacados por la Triple Alianza.

Las crisis coloniales

La rivalidad entre las potencias europeas también se expresó en algunas disputas por las posesiones coloniales, especialmente por las ambiciones del emperador alemán Guillermo II, quien aspiraba a mayores colonias y pretendía disputar la hegemonía marítima británica con la construcción de una gran flota de guerra. Dos crisis se dieron en Marruecos, primero, en 1905, cuando el emperador alemán visitó Tánger y se pronunció a favor de la independencia de este reino, y sin embargo, Francia reafirmó su posición con el apoyo británico. Luego en 1911, cuando Guillermo II envió el acorazado "Panther" al puerto de Agadir como una muestra de fuerza, y tras largas negociaciones obtuvo una parte del Congo francés, aunque  reconoció el protectorado de Francia y España sobre Marruecos.

La cuestión balcánica


Desde mediados delsiglo XIX el Imperio otomano se fue debilitando y dio paso a la creación denuevos Estados en los Balcanes:  Serbia, Bulgaria, Rumania, Albania y Montenegro. Debido a esto,Austria-Hungría y Rusia vieron sus intereses enfrentados por controlar laregión, en especial desde que a la primera se anexó la región de Bosnia-Herzegovina en 1908, mientraslos rusos se fueron convirtiendo en protectores de los Estados eslavos deSerbia y Bulgaria. Entre 1912 y 1913 tuvieron lugar las guerrasbalcánicas.  En la primera, Serbia, Montenegro, Bulgaria yGrecia expulsaron a los otomanos de los Balcanes; y en la segunda, Bulgaria fueatacada por los demás países por problemas territoriales. Como resultado,Serbia aumentó su poder en la región y alertó la idea de reunir en un mismoEstado a todos los serbios, muchos de los cuales vivían en el Imperioaustro-húngaro.



Estallido de la Primera Guerra Mundial

El 28 de junio de1914, el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono austro-húngaro, fue asesinado por unbosnio proserbio en Sarajevo, la capital deBosnia. Ante este hecho, el imperio austro-húngaro, contando con el respaldode Alemania, lanzó un ultimátum a Serbia para que le permitiera participar enla investigación del asesinato. Por no aceptar una de las exigencias, Austriadeclaró la guerra a Serbia el 28 de julio y, al día siguiente Rusia, queapoyaba a Serbia, ordenó la movilización general de sus tropas. De esta manerase activó el sistema de alianzas europeo, pues tres días después, Alemaniadeclaró la guerra a Rusia y, en respuesta, Francia declaró la guerra aAlemania. 

Desarrollo de la guerra


La confrontación inició con la invasión alemana sobre Francia a través de Bélgica, y el intento de cercar al ejército francés que había atacado la región fronteriza de Alsacia, sin embargo, con el apoyo de la naciente aviación, los franceses pudieron resistir. El avance alemán llegó hasta 40 kilómetros de París, donde fueron detenidos en la batalla del río Marne, en septiembre de 1914, gracias a la resistencia francesa comandada por el general Joseph Joffré, yel apoyo del ejército británico, que se organizó rápidamente para iniciar acciones en el Continente.

La guerra de Trincheras

Desde finales de 1914 y casi hasta el final de la guerra en 1918, los frentes se estabilizaron en el norte de Francia y al oriente en Rusia. Los ejércitos optaron por la estrategia de defender sus posiciones, cavando extensas líneas de trincheras y estableciendo fortificaciones defensivas, desde la frontera suiza hasta el canal de la Mancha en Flandes por el norte. En estas trincheras combatieron millones de hombres, quienes vivían en pésimas condiciones higiénicas, con pocos alimentos, bajo un bombardeo constante de artillería y ocasionales intentos por romper el frente que, sin embargo, eran contrarrestados por el fuego de las ametralladoras. Las principales ofensivas fueron la de los alemanes en Verdun (febrero de 1916) y la de los británicos en el Somme (julio de 1916), las cuales costaron miles de vidas y no consiguieron avances importantes.

En este período elconflicto se extendió con la entrada de Bulgaria y el Imperio otomano del ladode las potencias centrales, mientras Italia se unió a la Triple Entente en 1915y abrió un frente de batalla con los austro-húngaros al norte de su territorio.En 1915, en Gallipoli, los otomanosrechazaron una invasión británica, sin embargo, sus territorios en OrienteMedio (Palestina, Siria, Arabia e Irak) fueron ocupados con ayuda de gruposnacionalistas árabes. Por otra parte, los británicos conquistaron las coloniasalemanas en África, mientras Japón se expandía en Asia y el Pacífico. 

El final de la guerra

En 1917 se produjo un giro en el desarrollo de la guerra. En primer lugar, se cerró el frente oriental por el retiro de Rusia de la guerra tras el triunfo de la revolución bolchevique, y en segundo lugar, los Estados Unidos entraron al conflicto del lado de las potencias aliadas, con todo su potencial industrial y recursos bélicos y humanos.

Tras la retirada rusa, los alemanes concentraron sus fuerzas en una nueva ofensiva que se inició en julio de 1918, sin embargo, las tropas francesas, británicas y estadounidenses resistieron el ataque, y obtuvieron finalmente la victoria en la segunda batalla del Mame en el mes de agosto.

Al tiempo, se presentó una serie de victorias aliadas: Italia derrotó la mayor parte del ejército austro-húngaro, y los franceses y británicos ocuparon los Balcanes. De esta manera, las potencias centrales se fueron rindiendo: primero el Imperio otomano, luego Austria y finalmente Alemania, que dos días después.de que el emperador Guillermo II abdicara, firmó un armisticio el 11 de noviembre de 1918. 

Los tratados de paz

Para restablecer la paz se convocó la Conferencia de París de 1919, en la que solo participaron los países vencedores. Allí se firmaron los tratados de los países vencedores. Allí se firmaron los tratados de Saint Germain (con Austria), Trianon (con Hungría), Sévres (con Turquía), Neulliy (con Bulgaria) y Versalles (con Alemania), los cuales fueron impuestos a los vencidos. En estos acuerdos las potencias se repartieron territorios y colonias, buscaron mantener debilitada a Alemania, principal objetivo de los franceses, y crearon unos Estados alrededor de Rusia para evitar que el comunismo se expandiera por Europa. En el Tratado de Versalles se responsabilizó a Alemania por la guerra, y se impusieron duras condiciones como la pérdida del 13% de su territorio y de todas sus colonias, se le obligó a reducir su ejército, a desmilitarizar la región de Renania y a pagar unas reparaciones de guerra a los vencedores. Además, en esta conferencia se creó la Sociedad de las Naciones, una organización para mantener la paz y solucionar los conflictos entre las potencias. 

Cambios territoriales

Los principales cambios territoriales como consecuencia de la Primera Guerra Mundial fueron:

- Alemania devolvió Alsacia y Lorena a Francia, Poznan y Prusia occidental  pasaron al nuevo Estado de Polonia, y Schleswig pasó a Dinamarca. 
- Austria-Hungría se dividió en los Estados de Austria, Hungría, Yugoslavia y Checoslovaquia. 
- El Imperio otomano se convirtió en la república de  Turquía, entregó algunas islas a Italia y Grecia, Siria a Francia, e Irak y Palestina a Gran Bretaña.
- Se crearon los Estados de Finlandia, Estonia, Letonia y Lituania, que antes pertenecían al Imperio ruso. 
- Rumania recibió Transilvania de parte del antiguo Imperio austro-húngaro.

Innovaciones durante la Primera Guerra Mundial

Una de las características principales de la Primera Guerra Mundial, y uno de los escenarios donde se presentaron las innovaciones militares de ambos bandos, fue la guerra de trincheras. Estas se extendieron a lo largo de todo el frente occidental, en una longitud de más de 800 kilómetros, y constaban de varias líneas paralelas de trincheras, con refugios subterráneos para los soldados,alambres de púas y ametralladoras para frenar cualquier avance enemigo. Entre las líneas enemigas, la llamada "tierra de nadie'; los cráteres producidos por las explosiones, los árboles destrozados, el barro y los cuerpos de soldados caídos eran el testimonio de los duros combates.

- Movilización de tropas. Los países en contienda debieron movilizar millones de hombres hacia los frentes de batalla. Se calcula que unos 65 millones de hombres tomaron las armas en este conflicto, por lo cual sus contemporáneos lo llamaron "La Gran Guerra". Se utilizaron los ferrocarriles, e incluso inventos recientes como los automóviles y el servicio de taxis, para llevar a los soldados a las principales batallas.

- La economía de guerra. Aunque se había previsto un conflicto de unas pocas semanas, la prolongación delos enfrentamientos obligó a los Estados a asumir un mayor control de la economía, dirigiendo la producción, fijando precios y regulando el mercado a través del racionamiento de productos, a fin de garantizar el suministro de las tropas. Además, aumentó la industria de armamentos y se incorporaron miles de mujeres al trabajo en las fábricas.

- Tanques de guerra. Constituyeron una delas grandes innovaciones tecnológicas de la guerra. Fueron diseñados por los británicos, y consistían en vehículos blindados, que se movían por medio de unas ruedas metálicas insertas en una cadena u oruga, y que contaban con un cañón y ametralladoras en su parte superior. Inicialmente sirvieron para atacarlas trincheras, pero los alemanes desarrollaron armas antitanque y construyeron unas trincheras más amplias para que los tanques cayeran en ellas y perdieran movilidad.

- Lanza llamas. Fue un armaintroducida por los alemanes. Se utilizaba una vez que los soldados alcanzabanlas líneas enemigas, pues servían para despejar las trincheras incendiando todoa su paso: puestos defensivos, refugios subterráneos e incluso soldados.Inicialmente eran operados por tres soldados, sin embargo, se mejoraron hastaobtener equipos portátiles para un solo hombre. Aunque no era un arma muy precisa,logró sembrar el terror entre franceses y británicos.

- Guerra química. El ejército francés fue el primero en emplear gas venenoso como arma de guerra. Sin embargo, los alemanes, quienes se destacaban en el campo de la química, desarrollaron la fórmula y fabricaron grandes cantidades de gas de cloro y el gas mostaza que emplearon en los campos de batalla. Aunque esta era un arma muy cruel, no resultó tan eficaz por la rápida implementación de máscaras y protección antigases. Debido a los efectos indiscriminados de estas armas y las secuelas que producen, fueron prohibidas en la Convención de Ginebra de 1925.

- Aviación. Los franceses tomaron la delantera en el uso de aviones durante la guerra, mientras los alemanes recurrieron a los Zeppelín (globos llenos de helio y con forma alargada, que sin embargo eran muy vulnerables debido a su tamaño y a su poca velocidad) en misiones de observación. El desarrollo en ambos bandos permitió la incorporación de armamento como ametralladoras y bombas en los aviones, por lo cual durante este conflicto se libraron los primeros combates y bombardeos aéreos de la historia militar.

- Grandes batallas. Las principales batallas de la Primera Guerra Mundial enfrentaron a millones de hombres, en una escala que no había tenido ningún conflicto moderno. Sobresalen las batallas de Verdun (febrero-julio de 1916), cuando los alemanes intentaron romper la línea defensiva francesa aunque sin éxito, y hubo un millón de bajas, y la batalla del Somme (julio de 1916), una ofensiva británica para contrarrestar el ataque alemán en Verdun, con más de un millón de bajas y un costo para Gran Bretaña demás de 420.000 muertos, 60.000 de los cuales se produjeron solo en el primer día de batalla.

- Guerra submarina. Los océanos fueron controlados por los aliados, principalmente la flota británica, por lo que solo se presentaron ataques aislados. El único enfrentamiento importante fue la batalla de Jutlandia en mayo de 1916, la cual inmovilizó y estableció un bloqueo a la flota alemana. Por ello, Ios alemanes desarrollaron una guerra submarina contra todos los navíos militares y mercantes británicos, buscando cortar su línea de suministros. Este enfrentamiento se intensificó en febrero de 1917 y se extendió también a los barcos mercantes de los países neutrales,lo cual provocó la intervención de Estados Unidos en la guerra tras el hundimiento de algunos de sus barcos.

La Revolución rusa

La Revolución rusa fue uno de los procesos más importantes del siglo XX. Las transformaciones que los comunistas llevaron a cabo en Rusia presentaron una nueva forma de organización política, económica y social, la cual despertó el interés entre los obreros del mundo.

La Rusia zarista

A principios del siglo XX, Rusia era un vasto imperio gobernado de manera autocrática por el Zar Nicolás II, quien concentraba todo el poder del Estado y contaba con el apoyo de la nobleza terrateniente, la Iglesia ortodoxa, el ejército y la burocracia. Existía un Parlamento, la Duma, pero no tenía ningún poder real, pues era convocado o disuelto a voluntad del zar. Este sistema restringió las libertades civiles, y creó una policía política que perseguía a los opositores. La sociedad rusa, aunque inició la industrialización a partir de capitales extranjeros, era predominantemente rural y su economía se basaba en la agricultura. Sin embargo, la construcción del ferrocarril Transiberiano aumentó la población obrera, la cual se organizó en 1898 en el Partido Obrero Socialdemócrata, que a su vez se dividió en mencheviques y bolcheviques en 1904.

La revolución de 1905

Los desastres sufridos por las derrotas en la guerraruso-japonesa de 1904-1905, unidos a un descontento social generalizado por la mala situación económica del país, derivó en fuertes protestas de campesinos y obreros rusos. Las manifestaciones iniciaron el 22 de enero de 1905, cuando una multitud de obreros se dirigió al Palacio de Invierno en San Petersburgo,la capital, para exigir al zar una mejora en las condiciones de vida, un horario de ocho horas diarias de trabajo, mejores salarios y mayor participación política. La respuesta del gobierno fue una fuerte represión que dejó como saldo cientos de muertos y heridos, en el llamado "domingo sangriento". Desde ese momento y hasta diciembre de ese año, las huelgas se extendieron por toda Rusia, los campesinos y obreros se organizaron en consejos populares o soviets,y el movimiento obrero fue adquiriendo más fuerza. Para aplacar el descontento,el zar emitió un Manifiesto imperial en octubre, en el que reconoció algunas libertades, instauró el voto universal para elegir la Duma y aceptó gobernar con esta. Sin embargo, al poco tiempo, el zar volvió a gobernar sin el Parlamento.

Rusia a comienzos de1917

El panorama en enero de 1917 era desolador para la mayoría de los rusos. En el campo, los campesinos se encontraban sumidos en la pobreza, pues aunque las reformas de 1906 y 1910 les habían permitido ser propietarios de la tierra, en la práctica se presentó una gran concentración de tierra en manos de unos pocos, los kulaks. Además, la participación política seguía restringida, y la Duma estaba dominada por los kulaks y los burócratas. Todo lo anterior, sumado a las derrotas militares en la Primera Guerra Mundial, al desabastecimiento general y al hambre en toda Rusia, provocó huelgas que fueron reprimidas con violencia.

La revolución defebrero de 1917

El 23 de febrero se presentó una manifestación en San Petersburgo exigiendo al gobierno pan y el retiro ruso de la guerra. La agitación social fue aumentando y dos días después se inició una huelga general, con fuerte presencia de obreros, bajo el lema de "paz y pan" y la exigencia de mejores condiciones laborales. El gobierno del zar ordenó dispersar a los manifestantes,pero el 26 de febrero el ejército se amotinó y se unió al movimiento, Ante esta situación, el 27 de febrero se formó un gobierno provisional, en el que se destacaba el social-revolucionario Kerensky,y el zar fue obligado a abdicar. Se creó por todo el territorio una multitud de soviets, los cuales controlaban el poder local y, en algunos casos, formaron cuerpos armados. Los mencheviques y los social-revolucionarios intentaron coordinar estos consejos, sin embargo, fueron los bolcheviques quienes lograron mayor apoyo entre los soviets.

El gobierno provisional permaneció en la guerra y organizó una ofensiva militar en junio, sin embargo, el ejército se negó y miles de soldados campesinos regresaron a sus aldeas. El gobierno fue perdiendo apoyo popular y sufrió un intento de golpe de Estado, dirigido por el general Kornilov, el cual pudo ser conjurado con ayuda de los soviets y de los bolcheviques.

La revolución bolchevique de octubre de 1917

Con una posición cada vez más consolidada, los bolcheviques recibieron a Vladimir Ilich Lenin quien regresaba del exilio. Las propuestas de Lenin, en sus "Tesis de abril" eran el retiro de la guerra, el control obrero de las fábricas, el reparto de tierras a los campesinos y el traslado del poder a los soviets. Con este programa, y el apoyo mayoritario de los soviets, los bolcheviques ocuparon el Palacio de Invierno el 25 de octubre y asumieron el poder, conformando el gobierno de los Comisarios del Pueblo, presidido por Lenin y otros dirigentes como Trotsky, Rikov, Lunatcharski y Stalin.

El nuevo gobierno declaró que el socialismo era su objetivo; ocupó los bancos;permitió a los obreros controlar las industrias; repartió las tierras a los campesinos pobres, sin indemnización para los kulaks; reconoció las minorías nacionales en territorio ruso; negoció el Tratado Brest-Litovsk con Alemania para salir de la guerra, aunque Rusia perdió Polonia, las provincias del Báltico, Ucrania y extensos territorios del sur y el oeste. El nuevo régimen aseguró el poder de los bolcheviques a través del Partido Comunista, luego de disolver la Asamblea Constituyente de mayoría menchevique y declarar ilegales a todos los demás partidos. La capital se trasladó a Moscú.

La guerra civil (1918-1921)


Frente al triunfo de la revolución bolchevique, algunos sectores como los zaristas, los partidarios del gobierno provisional y algunos disidentes de la revolución de octubre, iniciaron, desorganizadamente, la contrarrevolución. Estos grupos fueron conocidos como el ejército blanco y contaron, hasta finales de 1919, con el apoyo de tropas británicas,francesas, estadounidenses, japonesas, polacas, serbias, griegas y rumanas,pues estos países se oponían al nuevo régimen comunista y temían que este ejemplo se imitara en sus países. Por su parte, los bolcheviques centralizaron todo el poder en el Partido Comunista, organizaron el ejército rojo, gracias a Trotsky, y adoptaron una economía que nacionalizó las industrias, colectivizó el campo y decomisó los granos a los campesinos para abastecer a las tropas. Esto último, provocó hambrunas, así como huelgas que fueron reprimidas por el gobierno. Finalmente, el ejército rojo triunfó en la guerra y afianzó la revolución.

La nueva economía

Para recuperar la economía, los comunistas diseñaron la Nueva Política Económica (NEP), que era un sistema mixto con elementos capitalistas y comunistas. Se permitió la propiedad privada de la tierra, las pequeñas y medianas industrias, el libre comercio interior y se reconstruyó la circulación monetaria para corregir la hiperinflación. El Estado siguió controlando el comercio exterior, la banca, las grandes empresas y los transportes. Estas medidas permitieron que resurgiera la burguesía, principalmente algunos propietarios industriales y los kulaks, por lo cual se dio un amplio debate dentro del Partido sobre la forma de construir el socialismo. Estos debates avivaron las tensiones internas, especialmente trasla enfermedad de Lenin y su muerte en 1924.

Nacimiento de la URSS

En 1922 nació la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), una federación de repúblicas que dio cabida a las nacionalidades y pueblos que conformaban la mayor parte del antiguo Imperio ruso. La URSS estaba formada por Rusia, Ucrania, Azerbaiyán, Armenia,Georgia y Bielorrusia. En 1924 se incorporaron Uzbekistán y Turkmenistán y, en 1929,Tayikistán.

La Constitución de la URSS se promulgó en 1923, y estableció que las repúblicas mantendrían su autonomía interna en materia judicial, de enseñanza, de salud y de nacionalidades. Estableció un órgano legislativo, el Soviet supremo. Este órgano nombraba un Presidium, que elegía al jefe de Estado, y un Consejo del Pueblo. Sin embargo, el Partido Comunista era quien controlaba al Estado a través del Comité Central que era dirigido por el Secretario General.

El régimen de Stalin

Tras la muerte de Lenin, dirigentes como StalinTrotskyKamenev y Zinoviev, se disputaron la sucesión en el poder. Stalin, quien había sido nombrado Secretario General del Partido en 1922, logró consolidarse frente a sus antiguos compañeros, a quienes persiguió e incluso expulsó del país, como a Trotsky en 1929. A partir de este año, Stalin implantó una dictadura con fuertes rasgos personalistas que duró hasta 1953; concentró todo el poder del Estado en el Partido Comunista, que estaba bajo su control, al decretar que todos los miembros de los soviets y el aparato estatal debían pertenecer al Partido; e inició un régimen de terror para acabar con toda oposición entre sus copartidarios y en la sociedad soviética. Para conseguir este último objetivo utilizó la policía política NVKD, ordenó purgas entre los antiguos dirigentes y el traslado de cientos de miles de personas a campos de concentración (gulags) en Siberia, para que realizaran trabajos forzados. Además, Stalin aumentó el control de Moscú sobre las demás repúblicas soviéticas, e inició un proceso de rusificación de estos Estados, mediante el traslado de población rusa a sus territorios, y el desplazamiento de millones de personas de otras nacionalidades hacia regiones lejanas del país.

Política económica

Con el objetivo de sacar a la URSS del atraso económico y convertirla en una potencia industrial, Stalin centralizó y planificó todos los sectores de la economía. A partir de 1928 puso en marcha los planes quinquenales, proyectos a cinco años con los que se buscaba el avance de la industria pesada, especialmente maquinaria y armamentos, por encima de los bienes de consumo, y se pretendía eliminar la propiedad privada y la economía de mercado, pues el Estado controlaba toda la industria, la producción, el ahorro, la inversión, el consumo, los precios y los salarios. En el primer plan quinquenal (1928-1932) se colectivizó la tierra, los campesinos perdieron sus propiedades y algunos que intentaron resistirse, como los kulaks, fueron reprimidos y muchos de ellos enviados a los gulags. La explotación de la tierra se organizó en dos tipos: los koljoses, que eran grandes granjas de propiedad colectiva controlada por el Estado, y los sovjoses, granjas estatales que empleaban mano de obra asalariada. 

En síntesis, la dictadura de Stalin se basó en tres puntos fundamentales: Planificación económica centralizadacolectivización de la agricultura y una política represiva, que consistía en sembrar el terror masivo y en eliminar a los disidentes del partido.

El período de entreguerras

Al finalizar la guerra, la mayor parte de los países de Europa sufrieron cambios políticos. El imperio alemán, el otomano, el ruso y  el austrohúngaro desaparecieron, y en los nuevos países que surgieron se implementaron sistemas democráticos, que sin embargo, resultaron ser muy débiles. En todo el continente se presentaron disturbios sociales que empezaron como un rechazo a la guerra, así como huelgas en movimientos de obreros y campesinos que exigían mejores condiciones de vida. En países como Italia, las protestas y las tensiones sociales fueron tan agudas que alcanzaron una dimensión casi revolucionaria en 1920.

El muchos de estos países los partidos socialistas que vencieron en el primer período de la posguerra, sin embargo, la crisis económica y el temor a una revolución comunista del  estilo bolchevique, hicieron que se instalarán regímenes dictatoriales en Italia, España, Polonia, Portugal, Grecia y Yugoslavia.

La República de Weimar (1919-1933)

Tras la derrota alemana en la guerra y la caída del emperador, se reunió en la ciudad de Weimar, una asamblea que redactó  una constitución democrática para la nueva república. Se establecido como jefe de estado a un Presidente, elegido por voto directo, quien tendría gran autoridad, nombraría a un canciller para dirigir el gobierno,  y tendría el derechos de disolver el parlamento. El parlamento se dividió en el Reichstag (cámara baja legislativa), elegido por votación, y el Reichsrat (cámara de representación federal), para los representantes de los estados. La nueva república tuvo que enfrentar la  posición de los sectores más radicales: por la izquierda, los espartaquistas quienes quisieron tomar el poder por la fuerza y establecer un régimen comunista en 1919, pero la insurrección fue reprimida violentamente, y por los sectores más conservadores, el Partido Nacionalsocialista (NASPD), fundado en 1920 por Adolfo Hitler, quien intentó fallidamente  dar un golpe de estado en Múnich en 1923.

En el campo económico la situación era muy grave. La derrota en la guerra, las pérdidas territoriales y el pago de la reparaciones obligaron al gobierno a imprimir una gran cantidad de billetes, lo que aumentó los precios hasta la hiperinflación y empobreció aún más a la población. En 1923, un dólar llegó a costar 4.200 millones de marcos. Ante esta situación, se suspendió el pago de las reparaciones, por lo que Francia ocupó la región del Rhur y los trabajadores alemanes respondieron con huelgas que profundizaron la crisis económica. Entonces, Estados Unidos impulsó el Plan Dawes, con el fin de hacerle préstamos a Alemania, que así pudo reanudar los pagos de las reparaciones, y a su vez, los países europeos pudieron cancelar sus deudas de guerra a los estadounidenses. Este plan estipulaba que, entre 1924 y 1929, la deuda serie abandonada de una forma que la economía alemana pudiera asumir un pago inicial de mil millones de marcos, y fijo pagos anuales de dos mil quinientos millones de marcos. Estas medidas permitieron controlar la inflación y de reactivar la economía a partir de 1926.

Antecedentes de la Gran Depresión

Los primeros años de la posguerra estuvieron marcados por la lenta recuperación económica. Una caída en los precios de los productos industriales en 1920 aumento del desempleo y obligó a algunos gobiernos a tomar medidas proteccionistas. En gran Bretaña se firmó la Ley de salvaguardas de las industrias, y la Ley de importaciones en 1921; por su parte, Estados Unidos aumentó los aranceles mediante la tarifa Fordney-McCumber en 1922. Estas medidas restringieron el comercio internacional y ocasionaron una sobreproducción industrial, pues el mercado no absorbía toda la demanda.

Hacia 1924 el crecimiento económico se restableció, y Estados Unidos aumentó la producción y los créditos destinados al consumo, para fomentar la demanda interna. Sin embargo, muchos de estos créditos incrementaron la especulación financiera, puedes las personas y las empresas prefirieron comprar acciones en la Bolsa, en busca de altos rendimientos, el lugar de invertir en actividades productivas.

El Crack de 1929

A finales de los años veinte, la economía estadounidense presentaba altos niveles de especulación financiera que no tenían respaldo en la economía real o productiva, por esto cuando se presentaron fuertes bajas en la Bolsa, el pánico se apoderó de los pequeños inversionistas, quienes empezaron a vender sus acciones. Esto hizo que el valor nominal de las acciones bajara, al punto que el 29 de octubre en la Bolsa de Nueva York, se ofrecieron 16 millones de acciones, las cuales perdieron todo su valor, provocando la quiebra de miles de inversionistas.

Tras la caída de la Bolsa, miles de bancos quebraron al no poder cobrar sus créditos y los préstamos se suspendieron. Esto llevó al cierre de muchas empresas comerciales e industriales, mientras otras redujeron su producción, pues el nivel de consumo también se desplomó. Debido a la acumulación de mercancías los precios descendieron, y en el caso de los productos agrarios éstos bajaron aún más. Finalmente, toda esta reacción en cadena aumentó el desempleo por el despido de millones de trabajadores. 

El New Deal


Para contrarrestar la crisis, el Presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt (1933- 1945), promovió la intervención del Estado para regular la economía, reactivar el empleo y estimular el consumo. Las medidas, conocidas como New Deal o “nuevo trato”, fueron:

- Reactivación de la industria. El gobierno ofreció créditos, fijó un salario mínimo, redujo la semana laboral y aumentó los precios de los productos.
Obras públicas. Se aumentó el gasto público para la construcción de carreteras, puentes, hidroeléctricas, escuelas, etc., con el objetivo de aumentar el empleo.
Protección a la agricultura. Se elevaron los aranceles o impuestos agrícolas y se garantizaron los precios al productor, comprando excedentes o pagando a los agricultores para que no produjeran. Se extendieron subsidios a los productores.
Control del gobierno. Se establecieron leyes para controlar las actividades de las bolsas, los bancos y las aseguradoras. 


Fascismo, franquismo y nazismo 

El fascismo

Al final de la Primera Guerra Mundial, Italia se vio afectada por una inflación alta y un desempleo creciente, lo cual desencadenó una gran agitación social liderada por los obreros. En 1919, varias huelgas hicieron temer a las clases medias y altas el triunfo de una revolución comunista, por lo cual empezaron a apoyar al líder derechista Benito Mussolini, quien ese mismo año fundó el Fasci Italiani de Combattimento. Este grupo se caracterizó por reprimir de manera violenta a los militantes de izquierda, y por defender un programa nacionalista, anticomunista, antiliberal y antidemocrático

Al no obtener una gran votación en las elecciones parlamentarias de 1921, Mussolini organizó una movilización nacional de sus simpatizantes, la Marcha sobre Roma el 27 y 28 de octubre de 1922, para presionar al gobierno. Esto le dio resultado, pues el rey Víctor Manuel III ofreció a Mussolini la formación del gobierno. A partir de ese momento, se desató una persecución a la oposición y se buscó instalar un Estado fascista, proceso que culminó con la expedición, entre 1925 y 1928, de las leyes "fascistisimas": se suprimieron las libertades individuales, se cerró el Parlamento, se prohibieron todos los partidos y sindicatos diferentes al fascista, se creó una policía política (la OVRA), se implantó un modelo corporativista y aumentó la intervención del Estado en la economía. 

El gobierno promovió un culto a la figura de Mussolini, el Duce, a través de la enseñanza escolar, las organizaciones juveniles armadas y las grandes concentraciones y movilizaciones de masas. 

El franquismo

En 1931 se instauró en España la Segunda República, y se redactó una Constitución que garantizó las libertades individuales, implementó el sufragio universal, reconoció las regiones autónomas y separó a la Iglesia del Estado. En las elecciones de 1936 triunfó el Frente Popular, integrado por socialistas, anarquistas, partidos republicanos, algunos nacionalistas y la minoría comunista; lo cual generó una fuerte reacción entre los seguidores de la derecha o falangistas. Se presentaron huelgas y algunos enfrentamientos armados que aumentaron la tensión social, hasta que el 18 de julio de 1936 el ejército español que estaba en África regresó al país y dio un golpe de estado. Los golpistas establecieron una Junta de Defensa Nacional, que nombró al general Francisco Franco como jefe de gobierno, y solo reconoció al partido de la Falange Española Tradicionalista. Los defensores de la República se organizaron en milicias armadas populares, con lo que el país se dividió en dos bandos y tuvo que soportar la guerra civil hasta el triunfo final de los nacionalistas y la implementación de la dictadura franquista en 1939. En este conflicto intervinieron Alemania e Italia en apoyo a Franco, y la Unión Soviética en apoyo de los republicanos. El franquismo se caracterizó por ser un régimen autoritario, anticomunista y defensor de la tradición católica española.

El nazismo

La relativa estabilidad de la República de Weimar se alteró por los efectos de la crisis de 1929. Cuando Estados Unidos suspendió los préstamos y repatrió sus inversiones, la producción industrial alemana disminuyó y el desempleo aumentó por encima del 40%. Ante esta grave crisis económica y social los partidos más radicales, los nazis y los comunistas, aumentaron su número de seguidores, y obtuvieron las votaciones más altas en las elecciones parlamentarias de 1932, mientras el mariscal Hindenburg fue reelegido presidente. Para conformar el gobierno, y ante las presiones de los sectores más conservadores y de los hombres de negocios, el presidente nombró como canciller en enero de 1933 a Adolfo Hitler, presidente del partido nazi. 

En poco tiempo los nazis se tomaron el poder del Estado. Acusaron a los comunistas del incendio del Reichstag del 28 de febrero de 1933, encarcelaron a sus miembros y declararon ilegales a todos los partidos políticos y a los sindicatos, excepto al partido nazi. Para asegurar su poder, Hitler mandó asesinar a sus adversarios dentro del partido, en la llamada "noche de los cuchillos largos" en junio de 1934. Dos meses después, tras la muerte de Hindenburg, Hitler asumió también el cargo de presidente y se convirtió en el líder supremo de Alemania, o Führer. Así se estableció un Estado totalitario que pretendía asumir el control absoluto sobre toda la población: 

- Se persiguió a todos los opositores con la S.S. y la Gestapo, la policía secreta, enviándolos a campos de concentración
- Se utilizó la propaganda para realzar los éxitos y los avances del régimen. 
- Se controlaron todos los medios de comunicación, y se usaron para enaltecer la figura del Führer.
- Se difundió la ideología nazi desde la escuela; y, desde 1936, se obligó a todos los jóvenes a ingresar a la Juventudes Hitlerianas

Además, el Estado intervino y dirigió la economía, aunque siguieron existiendo las empresas privadas. Hitler implementó un amplio programa de construcción de obras públicas, que permitió alcanzar el pleno empleo; se crearon nuevas industrias para producir artículos que antes se importaban, y se impulsaron las industrias pesadas relacionadas con el armamento, la química y la siderometalurgia.

La ideología nazi 

Las principales ideas del nazismo fueron escritas por Hitler en su libro Mein Kampf (Mi Lucha), mientras estaba preso por el fallido putsch de Múnich en 1923. Sus puntos centrales eran:

- La negación del Tratado de Versalles y la recuperación del orgullo alemán
- La idea de la superioridad de la raza alemana, la aria, y su derecho a imponerse a los latinos, eslavos, gitanos y judíos. También consideraba necesario eliminar a los discapacitados físicos o mentales, así como a los homosexuales. 
- Un fuerte antisemitismo, pues se consideraba que los judíos no eran parte del pueblo alemán, y que eran los culpables de la decadencia de Alemania. 
El pangermanismo, que era la idea de reunir a todas las poblaciones de origen alemán en un solo Estado. 
- La teoría del espacio vital, según la cual los arios tenían derecho a conquistar territorios de razas inferiores. Esta se expresó en una política de expansión militarista muy agresiva, que se sustentó en el rearme de las Fuerzas Militares y el restablecimiento del servicio militar obligatorio.

La Segunda Guerra Mundial

En la tercera década del siglo XX, la política de expansión territorial de Alemania no pudo ser detenida por la Sociedad de las Naciones, ni por las medidas de apaciguamiento adoptadas por los países europeos. La falta de efectividad de estas medidas, condujo al estallido de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

El expansionismo de los gobiernos fascistas 

Una de las principales causas de la Segunda Guerra Mundial fue la política expansiva y de control territorial desarrollada en la tercera década del siglo XX por parte de los gobernantes de Japón, Alemania e Italia. Estos países se caracterizaron por tener gobiernos de corte fascista, militarista y nacionalista. 

En 1931, Japón invadió Manchuria e instauró un protectorado, el Manchukuo. Un año después, ocupó la región al norte de la Gran Muralla y llegó hasta Shangai. La Sociedad de Naciones, incapaz de disuadir el militarismo japonés, expulsó a este país de la organización en 1933. Para 1937, Japón emprendió una segunda campaña militar contra China. 

En 1933, Hitler fue nombrado Canciller alemán y puso en marcha su programa político, el cual rechazaba el Tratado de Versalles, proponía la expansión territorial para asegurar el espacio vital del pueblo alemán, y dirigía gran parte de la economía hacia el rearme, para volver a ser una potencia militar y naval. En ese mismo año, Alemania abandonó la Sociedad de las Naciones; en 1935, desconoció el Tratado de Versalles, y recuperó por medio de un referéndum la región del Sarre; y, en 1936, remilitarizó la región de Renania. 

El ejemplo expansionista de Alemania y de Japón fue seguido también por Italia. En 1935, las tropas de Mussolini invadieron Etiopía, inspiradas en el recuerdo del Imperio romano. La Sociedad de las Naciones reprochó esta campaña militar, por lo que Italia se retiró de esta organización en 1936.

El entendimiento entre los fascismos

En 1936, los gobiernos de Alemania, Italia y Japón estrecharon sus vínculos políticos por medio del entendimiento ideológico que buscaba acabar con el comunismo. En octubre, las relaciones entre Alemania e Italia se fortalecieron con la creación del Eje Roma-Berlín. Asimismo, en noviembre, Hitler firmó el Pacto Antikomintern con Japón, al cual luego se unió Italia. 

El Pacto de Múnich 

Para 1938, Hitler continuó con sus planes de expansión territorial por Europa. En marzo, el ejército alemán ocupó Austria, y ésta se unió a Alemania; luego, en octubre, se anexaron los territorios de los Sudetes checos, alegando la protección de la población alemana que allí habitaba. Las potencias europeas, temerosas de comenzar un nuevo conflicto, aceptaron todas las exigencias de Alemania. Este tipo de diplomacia fue conocido como política de apaciguamiento. Gracias a la debilidad de esta política, Hitler logró que Francia, Inglaterra e Italia reconocieran la anexión de toda Checoslovaquia por medio del Pacto de Múnich. Finalmente, Checoslovaquia fue ocupada en marzo de 1939.

La guerra en Europa (1939-1941) 

Luego de dominar Checoslovaquia, Hitler invadió los territorios polacos de Dantzig, los cuales reclamó para Alemania. Preparándose para futuras acciones militares y olvidando sus posiciones ideológicas, Hitler firmó con Stalin, el 23 de agosto de 1939, un pacto secreto de no agresión, el cual incluía el reparto de Polonia entre Alemania y la URSS, y la ampliación de la zona de influencia soviética hacia los países del mar Báltico y Finlandia. El 1° de septiembre de 1939, Alemania invadió Polonia, por lo cual, Inglaterra y Francia declararon la guerra a Alemania. Sin embargo, las tropas alemanas vencieron la resistencia polaca gracias a la Blitzkrieg o guerra relámpago. Mientras tanto, por el oriente, el ejército soviético atacó a los polacos y luego ocupó Finlandia, Lituania, Letonia y Estonia.

El frente occidental

En mayo de 1940, luego de varios meses de quietud, Alemania ocupó Dinamarca y Noruega, mientras que al occidente se apoderó de Holanda, Bélgica y Luxemburgo. En junio ingresaron a Francia por el norte y franquearon la Línea Maginot o fortificaciones destinadas a proteger la frontera oriental del país. Con Francia derrotada, Italia le declaró la guerra el 10 de junio. El 22 del mismo mes, Alemania y Francia firmaron un armisticio en el que Francia se dividió en dos zonas: la atlántica, dominada por Alemania y con capital en París, y la mediterránea, controlada por el gobierno colaboracionista del mariscal Philippe Petaín y con capital en Vichy. Luego de derrotar a Francia, y ante la imposibilidad de conquistar a Inglaterra, Alemania empezó un ataque aéreo sobre las ciudades británicas. Entre 1940 y 1941 la fuerza aérea alemana o Luftwaffe, lanzó miles de bombas y se enfrentó a la Royal Air Force británica. Finalmente, Hitler desistió de seguir con su campaña militar contra Inglaterra.

La Guerra en los Balcanes, África y la URSS 

En octubre de 1940 Italia atacó Grecia, al tiempo que sufrió descalabros militares en África, donde los ingleses lograron penetrar en Libia y ocuparon Somalia, Eritrea y Etiopía. Estas derrotas obligaron a Hitler a enviar un cuerpo del ejército, conocido como los África Korps, para detener el avance británico. En abril de 1941, los alemanes cumplieron su objetivo y fijaron sus posiciones en Egipto. En esta misma fecha, las tropas alemanas derrotaron la resistencia aliada en Yugoslavia y Grecia, ocuparon Creta y fortalecieron su ocupación del norte de África en Libia. Las maniobras militares en África y los Balcanes, retrasaron las ambiciones territoriales alemanas en el oriente de Europa. En junio de 1941 los alemanes iniciaron la operación Barbarroja, que consistió en atacar a la URSS en una guerra relámpago. La resistencia del ejército rojo y el fuerte invierno detuvieron el avance alemán.

Hacia el desarrollo de una conflagración mundial 

A partir de diciembre de 1941, la guerra europea se transformó en una contienda mundial. El desarrollo de la guerra en Europa permitió que las colonias de Inglaterra, Francia y Holanda en el océano Pacífico y Asia quedaran a merced del imperialismo japonés. Sin embargo, los japoneses disputaban el predominio sobre el Pacífico con los Estados Unidos. El 7 de diciembre de 1941, la armada japonesa atacó en Pearl Harbor la flota estadounidense, acción que acabó con la neutralidad de esta en la guerra. En colaboración con los japoneses, Alemania e Italia declararon la guerra a Estados Unidos el 11 de diciembre. Los bandos que se enfrentaron en la contienda quedaron constituidos así: 

- Las potencias del Eje. Conformado por Alemania, Italia y Japón. Contaron con la colaboración de Croacia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumania y Hungría. 
- Los aliados. Conformado por Gran Bretaña, la URSS, Estados Unidos y China. También hicieron parte de este bando, países europeos ocupados por el Eje, como Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Checoslovaquia y Polonia; colonias del imperio británico como Australia, Canadá y Nueva Zelanda; y países latinoamericanos como Brasil y México.

Los frentes de operaciones (1942-1943)

Entre 1942 Y 1943, los aliados pasaron de las maniobras defensivas a la acción ofensiva en tres grandes frentes: el africano, el oriental y el pacífico

- El frente oriental. En agosto de 1942, las tropas alemanas enfrentaron al ejército ruso en la ciudad rusa de Stalingrado. Luego de meses de combate, los alemanes capitularon en febrero de 1943, y fue esta la primera derrota alemana en la guerra. A lo largo del mismo año, los soviéticos tomaron la iniciativa militar. En julio, el ejército rojo volvió a derrotar a los alemanes en la batalla de Kursk. A mediados de 1944, casi todo el territorio soviético había sido liberado. 
- El frente del Pacífico. Durante 1939 y 1941, Japón invadió con poca oposición las islas de Filipinas, Malasia, Singapur, Hong Kong, Sumatra, Java, Borneo y las Célibes, y las costas de la China y la Península de Indochina. En 1942, los norteamericanos obtuvieron victorias en las batallas del Mar del Coral en mayo, Midway en junio, y Guadalcanal en febrero de 1943. Posteriormente, la ofensiva aliada se dirigió hacia Japón. 
- El frente africano. Entre junio y octubre de 1942, las tropas inglesas hicieron lo mismo. Además, ocuparon Libia y Túnez, y expulsaron a los alemanes, quienes capitularon el 7 de mayo de 1943. Así culminó la presencia de las tropas del Eje en África. 

En septiembre de 1943, las tropas aliadas invadieron la península Itálica, y produjeron la caída del gobierno de Mussolini.

El triunfo aliado (1944-1945)

En 1944, la ofensiva final de los ejércitos aliados cercó a los países del Eje y los llevó a la derrota definitiva. El frente occidental se consolidó con el desembarco de Normandía el 6 de junio de 1944. Dos meses después, los aliados desembarcaron en Provenza, al sur de Francia. Este movimiento reforzó a los aliados, quienes a mediados de septiembre lograron la liberación de Francia. Sin embargo, en diciembre, estos avances fueron truncados por la ofensiva alemana en las Ardenas. Durante los primeros meses de 1945, los ejércitos aliados cruzaron el río Rin en dirección hacia Berlín, chocando con una gran resistencia militar. 

En el frente oriental, los soviéticos invadieron los países bálticos, así como Finlandia, Rumania y Bulgaria. En enero de 1945, ingresaron a Polonia y Bulgaria. Entre febrero y abril, liberaron a Hungría, Checoslovaquia, Austria y Prusia Oriental. En los Balcanes, los británicos ayudaron a la liberación de Grecia, mientras que las guerrillas comandadas por Josip Tito liberaron Yugoslavia. A finales de 1945, los rusos se tomaron Berlín. Ante ello, Hitler entregó el poder y se suicidó el 30 de abril. Se formó entonces el último gobierno del Reich, presidido por el almirante Karl Dönitz, quien firmó la capitulación incondicional de Alemania el 8 de mayo de 1945. 

En el frente del Pacífico, la ofensiva final aliada contra Japón se intensificó en octubre de 1944, cuando venció en la batalla del golfo de Leyteen las Filipinas. En 1945, los aliados vencieron en dos grandes batallas: Iwo Jima en febrero y Okinawa en abril. 

Luego de la rendición de Alemania e Italia, los japoneses prosiguieron solos su lucha contra los aliados. Los estadounidenses, ante el temor de que se prolongará la guerra, soltaron dos bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, dejando las ciudades prácticamente destruidas. El 2 de septiembre, Japón firmó la rendición incondicional.

Las repercusiones de la guerra

La Segunda Guerra Mundial dejó un saldó negativo para la humanidad: 60 millones de muertos, 35 millones de heridos, 3 millones de desaparecidos y millones de personas refugiadas. Las nuevas técnicas y tecnologías armamentísticas fueron utilizadas para atacar y aterrorizar a la población civil, como sucedió con los bombardeos masivos sobre las grandes ciudades y el uso de las bombas atómicas. El desprecio por la vida humana también caracterizó este conflicto, al punto que se persiguió a grandes comunidades, como sucedió con el régimen nazi que asesinó a seis millones de judíos durante la guerra. El panorama de las destrucciones materiales también fue desolador: muchas viviendas y otras construcciones como ferrocarriles, puentes y viaductos fueron destruidas. A causa de los bombardeos numerosas fábricas también sufrieron daños.

Para la reorganización de la posguerra, los líderes de las potencias aliadas realizaron una serie de conferencias en Teherán en 1943, Yalta en febrero de 1945 y Postdam en julio de 1945. En ellas nació la política de bloques, al fijar las respectivas zonas de influencia de Estados Unidos y la Unión Soviética, el destino de Alemania y las nuevas fronteras europeas.

El mundo afroasiático

En la primera mitad del siglo XX, la mayor parte de los territorios de África y Asia se encontraban bajo el control colonial de las potencias europeas, lo cual permitió que estas poblaciones se integraran al mercado mundial, pero como productores de materias primas, y receptores de productos manufacturados de las metrópolis. Bajo este sistema, los acontecimientos del Viejo Continente repercutían directamente en estos pueblos, por lo cual las colonias sufrieron también los efectos de las dos guerras mundiales y de la Depresión económica. Finalmente, el declive de las potencias europeas, y el aumento de los movimientos nacionalistas, acabarían con el viejo sistema colonial.

Efectos de la Primera Guerra Mundial

Durante el desarrollo de la guerra, las colonias británicas y francesas colaboraron con el esfuerzo económico, e incluso aportaron una pequeña participación en los ejércitos de los países aliados. Aunque se presentaron algunas agitaciones antiimperialistas en territorios británicos, por el vacío del poder colonial durante estos años, estas fueron sofocadas sin dificultad. Por otra parte, el gobierno británico promovió a algunos sectores nacionalistas del Imperio otomana, con el objetivo de debilitar su control en el Medio Oriente, y ganarse el apoyo de los árabes. Para ello, prometió al rey Hussein de Arabia, la formación de un gran reino árabe al derrotar a las potencias centrales y sus aliados, los turcos-otomanos. 

Al finalizar la guerra, los aliados se repartieron las colonias alemanas y los restos del Imperio otomano, territorios que fueron administrados con el sistema de mandatos de la Sociedad de Naciones. En África, Gran Bretaña recibió una parte de Camerún y de Togo, así como el África oriental alemana, que pasó a llamarse Tanganica; Francia recibió casi todo Camerún y Togo; Bélgica amplió el Congo sobre Ruanda y Burundí; y la Unión Sudafricana tomó África suroccidental. En el Pacifico, Japón recibió las islas Carolinas, Marianas y Marshall; mientras que en Asia Menor, los ingleses establecieron protectorados en Palestina, Transjordania y la región de Mesopotamia; y los franceses hicieron lo mismo en el Líbano y Siria.

Los proyectos nacionalistas en el mundo afroasiático

Una de las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, fue el crecimiento de algunos movimientos nacionalistas y antiimperialistas en los dominios coloniales de los europeos. La propuesta del presidente estadounidense Wilson de respetar y zarantizar la independencia de todas las naciones, así como la debilidad de algunas potencias europeas puesta en evidencia por los años de conflicto, alentaron a grupos políticos locales que reclamaban su derecho a gobernar sus naciones. Los principales movimientos nacionalistas de estos años se presentaron en Turquía, Egipto, Mesopotamia y la India.

La Revolución turca

Luego de su derrota en la Primera Guerra y las pérdidas territoriales, el gobierno imperial otomano tuvo que hacer frente a un movimiento nacionalista y revolucionario dirigido por Mustafá Kemal, quien en 1920 convocó una Asamblea Nacional que lo nombró jefe de Estado, e instauró el gobierno en la ciudad de Ankara. Kemal inició el proceso de modernización del nuevo Estado de Turquía, siguiendo el modelo europeo, y apoyado en un fuerte nacionalismo para evitar que su territorio también fuera dividido. Reorganizó el ejército, y derrotó en 1922 a los griegos, poniendo fin a sus aspiraciones sobre la península de Anatolia. El gobierno de Kemal se apoyó en partido único, el partido del Pueblo, e implantó un régimen progresista y laico, que rompió con la tradición otomana y con las dependencias religiosas. Se adoptaron algunos patrones occidentales como el calendario gregoriano y el alfabeto latino. La república de Turquía fue fundada el 29 de octubre de 1923, y Kemal fue elegido como su primer presidente, cargo que conservaría hasta su muerte. El reconocimiento de la nueva República Turca por parte de las potencias permitió a Mustafá Kemal volver a centrarse en la reconstrucción interna del país a partir de 1923.

El nacionalismo egipcio 

Desde 1882 Egipto fue ocupado por los británicos, quienes lo convirtieron en protectorado en 1914. Sin embargo, esta presencia extranjera provocó una reacción nacionalista muy fuerte, que aglutinó en un solo movimiento a comerciantes, funcionarios y estudiantes. El líder del movimiento fue Said Zaghlul, quien exigió al gobierno británico la evacuación de todas sus tropas y funcionarios, así como la restitución de Sudán, región que había pertenecido a Egipto pero que fue separada por los británicos. Acosado por el aumento de las manifestaciones nacionalistas, y tras algunos brotes de violencia, el gobierno británico declaró la independencia de Egipto y suprimió el protectorado en 1922. Se proclamó el Reino de Egipto y se encargó el gobierno a Fuad I, aunque los británicos se aseguraron la administración del canal e Suez, algunas bases militares y el control de Sudán.

La región de Mesopotamia 

Mesopotamia fue una provincia del Imperio otomano que adquirió gran importancia en la segunda década del siglo XX, gracias al descubrimiento de grandes yacimientos petrolíferos en su territorio. A partir de ese momento Francia, Alemania y Gran Bretaña se disputaron su control. Aprovechando el descontento árabe dentro del Imperio otomano, los ingleses apoyaron las presiones nacionalistas e impusieron a Feisalantiguo sultán de Siria, como rey de Irak en 1921. El gobierno británico obtuvo el protectorado sobre el nuevo reino y se aseguró el control de la ruta comercial hacia el Mediterráneo. Feisal realizó los primeros intentos por modernizar el país, aunque debió controlar los ataques de los árabes más nacionalistas que querían derrocar la monarquía. Irak fue declarado independiente en 1932. 

Por otra parte, en 1919 Persia se convirtió en protectorado británico, lo cual también generó resistencia de la población local. En 1921 Reza Khan, un oficial del ejército, dio un golpe de Estado y entró al gobierno, pero no fue sino hasta 1925, cuando fue nombrado Sha por la Asamblea Nacional, que controló el poder. Durante su mandato se siguió el modelo de modernización europeo, lo cual generó la oposición de los sectores más tradicionales. En 1935 Persia adoptó el nombre de Irán.

La independencia de la India 

La India era considerada la colonia más importante del Imperio británico, e incluso se había creado el cargo de virrey para administrarla. Sin embargo, los hindúes y musulmanes que la habitaban empezaron a reclamar su independencia. Entre 1905 y 1910 se dio una primera fase del movimiento nacionalista, que buscó el apoyo de las masas a partir de la defensa de las tradiciones hindúes, y la idea de la superioridad espiritual de la civilización y la religión hindú sobre la civilización europea. Sin embargo, fue el partido del Congreso Nacional Indio, el que lideró luego este movimiento, junto con un personaje fundamental en el proceso de independencia: Mahatma Gandhi. Gandhi logró movilizar a millones de personas, empleando el nacionalismo hindú, pero sin entrar en conflictos con los indios musulmanes. Sus estrategias fueron, primero el llamado a una huelga general en 1919, pero ante la respuesta represiva de las autoridades británicas, implementó una campaña de resistencia pasiva al dominio colonial, a través de las tácticas de no cooperación y desobediencia civil, que duró hasta 1922. 

El movimiento nacionalista e independentista fue ganando más adeptos, lo que se reflejó en un mayor apoyo al partido del Congreso, que desde 1929 era dirigido por Nehru. En marzo de 1931 se estableció el pacto Gandhi-Irwin en el cual el gobierno propuso liberar a todos los prisioneros políticos, a la vez que Gandhi acordó continuar la desobediencia civil y participar como el único representante del Partido del Congreso en la segunda Conferencia, la cual se realizó en Londres en 1931. Sin embargo, la Conferencia no fue exitosa. Gandhi regresó a la India para reiniciar su campaña de desobediencia civil, lo cual se llevó a cabo hasta enero de 1932. Luego, en 1935, se concedió cierta autonomía a las provincias y se redactó la primera Constitución de la India; en 1942 Nehru impulsó la campaña de "Quit India" (fuera de la India). Finalmente, ante la pérdida de poder de las autoridades británicas, la independencia fue concedida a la India por la Corona en 1947.

El imperialismo japonés 

Desde el inicio de la época Meiji en 1868, Japón comenzó un proceso de consolidación económica y militar que lo convirtió en la principal potencia industrial en la zona del Pacífico norte. Gracias a su poderío militar, Japón salió victorioso de sus guerras contra China (1894-1895) y el Imperio ruso (1904-1905), y para 1914 se había extendido por Corea y algunas zonas de China. El principal objetivo de los japoneses era crear un mercado en el área del Pacífico, en primer lugar en la región china de Manchuria, por su gran cantidad de recursos naturales, y luego, en el resto del área. 

Con la idea de cumplir este objetivo, se diseñó en 1927 el plan Tanaka, el cual partía de la premisa de que al controlar China, todos los países asiáticos y del Pacífico sur se rendirían, y por lo tanto, toda Asia oriental caería en manos de Japón. Esta muestra del expansionismo y el militarismo japonés coincidió con el ascenso de los fascismos en Europa, y con un fortalecimiento de los clanes militares al interior del país, especialmente, los más cercanos al Emperador. Estos grupos militares promovieron la idea de concentrar más poder en el Emperador, de mejorar la capacidad bélica de la flota y de crear un gran imperio japonés. 

De esta manera se consolidó en Japón un régimen nacionalista, militarista y expansionista, que en 1931 invadió Manchuria y ocupó la región al año siguiente. Finalmente, en 1937, las fuerzas japonesas lanzaron una campaña de invasión total a China. 

La Revolución china 

Tras la caída de la Dinastía Qing en 1911, la mayor parte del territorio chino estuvo dominado por diferentes jefes militares o "señores de la guerra", que sustentaban su poder en el tráfico de opio. Además, algunas zonas del país eran dominadas por potencias europeas o por Japón, razón por la cual se organizó el Partido Nacionalista o Kuomintang, para resistir a los extranjeros, e imponer orden entre los jefes militares locales. En 1923, el Kuomintang aceptó entre sus filas al partido comunista chino, lo cual le facilitó recibir ayuda militar de la Unión Soviética, Sin embargo, en 1927 el líder del Kuomintang, Chiang Kai-shek, percibió a los comunistas como una amenaza y por ello los atacó. 

Ante esta situación, los comunistas liderados por Mao Tse-tung se internaron en las montañas de Xingan, donde confiscaron las tierras de los grandes propietarios y las repartieron entre los campesinos. Allí reclutaron hombres para reorganizar su ejército, y Mao decidió adoptar una nueva estrategia: la lucha de guerrillas. En 1934, Chiang Kai-shek, envió un ejército gigantesco contra los comunistas, quienes se vieron forzados a partir hacia la frontera noroeste del país, en la denominada "Larga Marcha". 

Entre 1937 Y 1945, las fuerzas de los comunistas y del gobierno colaboraron en la lucha por expulsar de China a las tropas invasoras japonesas, sin embargo, al final de la Segunda Guerra Mundial se reanudaron los enfrentamientos. Gracias al apoyo creciente de los campesinos, y a las sucesivas victorias militares, Mao pudo avanzar hacia el centro del país, conquistarlo y, en octubre de 1949, proclamar el nacimiento de la República Popular de China.


Taller: 
  • Hacer la lectura de la unidad.
  • Elaborar, a partir del cuadro de temas, los mapas conceptuales correspondientes a cada tema. 

Recursos:


Mapas conceptuales, diagramas, croquis, esquemas...

CmapTools es una herramienta para confeccionar esquemas conceptuales. El objetivo del CmapTools consiste en presentar gráficamente conceptos teóricos. 
http://cmaptools.softonic.com/descargar


Vídeos:
Cómo entender la Primera Guerra Mundial
La Primera Guerra Mundial en Color [1/6] - Catástrofe
La Primera Guerra Mundial en Color [2/6] - Matanza en las Trincheras
La Primera Guerra Mundial en Color [3/6] - Sangre en el Aire
La Primera Guerra Mundial en Color [4/6] - Asesinos en el Mar
La Primera Guerra Mundial en Color [5/6] - Caos en el Frente Oriental
La Primera Guerra Mundial en Color [6/6] - Victoria y Desesperacion
Tecnología De La Primera Guerra Mundial - Canal Historia 1/5.wmv
Tecnología De La Primera Guerra Mundial - Canal Historia 2/5.wmv
Tecnología De La Primera Guerra Mundial - Canal Historia 3/5.wmv
Tecnología De La Primera Guerra Mundial - Canal Historia 4/5.wmv
Tecnología De La Primera Guerra Mundial - Canal Historia 5/5.wmv
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 1/6
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 2/6
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 3/6
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 4/6
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 5/6
Descubriendo la historia : primera guerra mundial 6/6
Historia de la Revolución Rusa (1/2)
Historia de la Revolución Rusa (2/2)
La Revolución rusa en color 0
La Revolución rusa en color 1
La Revolución rusa en color 2
La Revolución rusa en color 3
La Revolución rusa en color 4
La Revolución rusa en color 5
La Revolución rusa en color 6
La Revolución rusa en color 7
1929 El Gran Crack (1 de 6)
1929 El Gran Crack (2 de 6)
1929 El Gran Crack (3 de 6)
1929 El Gran Crack (4 de 6)
1929 El Gran Crack (5 de 6)
1929 El Gran Crack (6 de 6)
Biografía de Benito Mussolini - Parte 1 de 4
Biografía de Benito Mussolini - Parte 2 de 4
Biografía de Benito Mussolini - Parte 3 de 4
Biografía de Benito Mussolini - Parte 4 de 4Franquismo - Siglo XX (Parte 1 de 2)
Franquismo - Siglo XX (Parte 2 de 2)
Ocultismo: La Religión Nazi 1/2
Ocultismo: La Religión Nazi 2/2
1933: El nazismo en el poder 1
1933: El nazismo en el poder 2
1933: El nazismo en el poder 3
1933: El nazismo en el poder 4
1933: El nazismo en el poder 5
1933: El nazismo en el poder 6
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 1/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 2/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 3/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 4/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 5/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 6/7
Adolf Hitler, la maldad de un hombre 7/7
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 1/6
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 2/6
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 3/6
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 4/6
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 5/6
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 6/6
La Segunda Guerra Mundial en Color Parte 1 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color Parte 2 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color parte 3 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color parte 4 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color Parte 5 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color parte 6 de 7
La Segunda Guerra Mundial en Color Parte 7 de 7
2ª guerra mundial ( el norte de africa ) 1/3
2ª guerra mundial ( el norte de africa ) 2/3
2ª guerra mundial ( el norte de africa ) 3/3
Mapa interactivo de la II guerra mundial
El Holocausto Nazi - 6 - Balance Final Parte 1 de 5
El Holocausto Nazi - 6 - Balance Final Parte 2 de 5
El Holocausto Nazi - 6 - Balance Final Parte 3 de 5
El Holocausto Nazi - 6 - Balance Final Parte 4 de 5
El Holocausto Nazi - 6 - Balance Final Parte 5 de 5
II GUERRA MUNDIAL: LA VERDADERA HISTORIA DE LA LEY DE PRÉSTAMO Y ARRIENDO (Parte 1)
II GUERRA MUNDIAL: LA VERDADERA HISTORIA DE LA LEY DE PRÉSTAMO Y ARRIENDO (Parte 2)
II GUERRA MUNDIAL: LA VERDADERA HISTORIA DE LA LEY DE PRÉSTAMO Y ARRIENDO (Parte 3)
II GUERRA MUNDIAL: LA VERDADERA HISTORIA DE LA LEY DE PRÉSTAMO Y ARRIENDO (Parte 4)
La trata de negros

La Colonizacion de Africa
Flow map: Africa - Colonización
La colonización de Asia
Inicio de la descolonización del Africa y nacimiento de la Unión Económica Europea
La Descolonizacion
La lucha de los países africanos por su autodeterminación en los 60's
Expansión imperialista japonesa (1870-1941)

Independencia de la India y Pakistán,Gandhi (1947)
Mahatma Gandhi - Biografia en castellano (1/5)
Mahatma Gandhi - Biografia en castellano (2/5)
Mahatma Gandhi - Biografia en castellano (3/5)
Mahatma Gandhi - Biografia en castellano (4/5)
Mahatma Gandhi - Biografia en castellano (5/5)
Independencia de la India
biografias-mao-tse-tung











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada